8 de octubre de 2006

COQUITO, DALE A LAS MARACAS


Tambora, güira y maracas. Es un momento de felicidad musical en una tarde de domingo, en el proyecto Canillitas con Don Bosco, Distrito Santo Domingo Norte. José Manuel, "Coquito", mueve la maraca hecha con una botella, un palo y varios alambres de imaginación. Coquito mira a la cámara con el ademán sonriente de las horas que esos canillitas pasan entre los cariños inagotables de todos los que componen el proyecto.


- Coquito, ¿tú quieres ser músico de mayor y mover las maracas o tocar la güira?

Las paredes del proyecto Canillitas con Don Bosco reflejan ecos de las palabras de futuro que los educadores sueñan para tantos niños. Hay ventanas en el infierno que miran directamente hacia el paraíso de los sueños infantiles.

2 comentarios:

Agus dijo...

Y cada uno puede soñar con lo que quiera.

myriam dijo...

Hi darling! te "posteo" desde Dublin. Quiero darte la enhorabuena por este blog tan bonito y tan humano que acabas de empezar. Aunque tenia altas expectativas, tengo q decirte q las has superado. Me ha encantado la historia de "un vasito de cocacola": indescriptible, realmente hay sentimientos por encima de lo humano y lo divino, y gestos asi encogen el corazon y le hacen sentirse a uno como una parte de un todo que merece la pena vivir!
Disfruta de Granada por mi, hecho de menos un paseito desde la plaza de la trinidad hasta el paseo de los tristes... snif!

Myriam