31 de mayo de 2007

TEODIVERSIDAD

Veo en la contraportada de La Vanguardia, una entrevista ligera a Leonardo Boff, uno de los referentes vivos de la Teología de la Liberación. Hace dos semanas exactamente me crucé con él en una calle de Granada, junto al Colegio Mayor Cisneros. Un hombre de pelo cano, espalda curvada y andar dificultoso que aparenta más de los 68 años que ha vivido. Boff tiene mucha relación con Granada, viene mucho por aquí, recientemente ha venido para apoyar a José María Castillo, también cercano a la Liberación que hace unos días confirmó su salida de los jesuitas.

El despiece nos ofrece a los lectores una peculiar síntesis del pensamiento de Boff. Merece la pena la reflexión, también se puede ser crítico con los críticos.

"TEODIVERSIDAD
Escucho en Boff a un hombre sabio y bueno, porque en él se siente la bondad y, si el otro gran teólogo mal visto en Roma, Hans Küng, habló aquí desde la inteligencia bondadosa, Boff se dirige ahora al corazón desde la bondad inteligente. Su discurso - moderno por franciscano- sobre la biodiversidad amenazada y la teodiversidad necesaria para evitar el choque de civilizaciones es humilde, sincero, sentido y necesario. Boff, más que separado del ministerio, se siente liberado de la imposición de defender lo indefendible y se entrega a su fe como teólogo libre: ninguna Iglesia es dueña de la única verdad; todas las religiones tienen algo de la verdad y ninguna la tiene toda. Así que es una idiotez matar y matarse por imponer la nuestra".

- o -

En España, siempre después de unas elecciones, se habla de lo mismo que se habla cuando se habla de lo mismo. Como la reflexión que Julio Camba hacía cuando volvía a España y se encontraba con las mismas discusiones bizantinas, mismas argumentaciones, mismas voces alzadas. La semana post-electoral nos enriquece las tertulias con los pactos entre fuerzas políticas y el debate repetitivo de respetar la lista más votada, instaurar la segunda vuelta y modificar todo lo modificable en la ley electoral. Lo mismo de lo mismo.

No hay comentarios: