1 de junio de 2007

EL CONGELADOR DE CONSIGNAS

Sintonizo el canal Cubavisión y me encuentro con la retrasmisión en diferido del programa 'La Entrevista' de Canal Sur del pasado 10 de abril

- ¿Pero qué hace ese programa ahí?

'La entrevista' se emite de lunes a viernes en Canal Sur de 8.30 a 9 de la mañana y está dirigido por Mar Arteaga, presentadora también de informativos. Es un programa que levanta pocas pasiones, el grueso de su nómina de invitados está compuesto por cargos públicos de la Junta de Andalucía, que relatan entrevista a entrevista la aburrida realidad oficial andaluza y olé.


Pero esta vez no era así. La entrevistada fue Adriana Pérez, esposa de Gerardo Hernández, uno de los cinco espías cubanos detenidos en es estado norteamericano de la Florida. Adriana Pérez dispone de media horita de entrevista facilona para quejarse de todo lo quejable en un caso como este, es decir, una alfombra roja para las razones del régimen cubano.

En un momento de la entrevista Arteaga le pregunta a Pérez si tiene hijos con el detenido por espionaje: y ella le responde, con cubanísimo acento, que no, que no tienen hijos, que renunciaron a ellos por un "objetivo mayor, como es el bien de el país". La propaganda comunista se afianza incluso sobre la intimidad. Socialismo o fornicio. Venceremos.

El resto de la entrevista gira en torno a ese tipo de propaganda castrista que se funda sobre la construmbre de los cariños diarios, tan cubanos, tan andaluces, y que se adereza con consignas pretenden unir al "pueblo español y el pueblo cubano".

La entrevista se incluye en el programa la Mesa Redonda, al que los humoristas cubanos de Miami, chico, llaman "La mesa retonta". El conductor (presentador) Randy Alonso Falcón, conocido miembro de la propaganada castrista, da paso a la entrevista que se realizó en Canal Sur Televisión a quien llama con enorme acierto "televisión regional de Sevilla". Coño, hasta en Cuba lo saben, asere.

La entrevista culmina su heroico camino revolucionario con una consigna congelada por dos meses: resistir es vencer. La sugiere un tal Ramón, tertuliano del programa. El congelador de consignas vale lo mismo para Delphi, para la guerra de Irak o para los espías cubanos. Las consignas aguantan casi tanto como el pan congelado.

- o -

¿Y cómo fue que no preguntaran por los presos políticos que hay en las cárceles de Cuba? Puede suceder que se les haya olvidado. Pero me extraña, me extraña que siendo araña se caigan de la pared. Con las cosas de Cuba, se puede mirar a otro lado, y también se pueden cerrar los ojos.

No hay comentarios: