6 de junio de 2007

EL PLAN B

ETA ha volteado la agenda política española y la del presidente del gobierno. La libreta donde reflexionar los pasos y los tiempos ya no le vale al Presidente. Ahora nace el Plan B, una cadena de reacciones a contrapié para salvar la situación. Ahora manda la realidad sobre las reflexiones adanistas. El comentario de "Ya lo decía yo" llega a cotas elevadas, o como dice El País: "...después del atentado de Barajas el Ejecutivo contaba con que la banda volvería a las armas".

Pero ya es tarde para reescribir los titulares de la negociación de los últimos meses. Es tiempo de proteger a los ciudadanos mientras ETA se ha rearmado y sus miembros esconden chuletas en los bolsillos de los últimos apuntes de electrónica y química. Se acabó el tiempo de desmentir, matizar o filtrar sobre ETA, ya se ha cerrado la comunicación.

La declaración de Zapatero es un calco de la de Aznar en 1998: es una manera de defenderse de la críticas de la oposición. ¿Cómo es que nos critican si ellos hicieron lo mismo? La lucha política actual, encarnizada en cada asunto y en cada enredo, tiene una segunda versión en los medios de comunicación. Ése es el campo de batalla principal, más importante aún que el propio de la acción política en estos momentos.

Gallego & Rey en El Mundo (06/06/07)

El comunicado de ETA ha manifestado los efectos inapelables del poder psicológico de una banda terrorista, esto es, el miedo. Ha sido ETA quien ha acabado la negociación: no se conforma con migajas ni medianías del presidente gobierno: "El talante de Zapatero se ha convertido en un fascismo que deja a los partidos y a los ciudadanos sin derechos". Lo explica Arcadi en su blog, el artículo "Palabra de terrorista" y lo remata con la finura del análisis de Glucksmann.

Pero ahora estamos en el Plan B, todo son prisas y escorzos imposibles. "A tiempos cambiantes, situaciones diferentes", ha dicho el ministro Bermejo. El mecanismo de proyección psicológica sirve perfectamente para entender la postura del gobierno: acusa a los demás de sus ineficiencias y errores, y sin embargo se sienten traicionados por ambas partes. Tiempo al tiempo. Los papeles irán saliendo, es la palabra (y el método) de los terroristas, que tienen anotado en cada uno de sus protocolos todos los detalles, hasta la pizza de cuatro quesos que pidieron para no interrumpir las negociaciones.

La agenda-setting de cada medio también ha sufrido el mismo revolcón. La atribución psicológica de ETA en los medios de comunicación le hace ganar más portadas y comentarios en un día que cualquier campaña internacional de apoyo a su causa destructiva. Saben manejar la publicity con una macabra maestría, una mezcla de estrategia de Risk y técnicas de comunicación corporativa para multinacionales.

Mientras, la pelea entre el Grupo Prisa y el PP sigue vigente, es el reflejo mediático de las desavenencias políticas. ETA influye en la agenda de los medios, pero en los medios no gobierna ETA. Así las cosas, la política mediática de Moncloa muestra ahora una peculiar distribución discrecional de elementos para ir capeando el temporal: Prisa es el principal apoyo, más aún porque su puerta está cerrada al PP.

Con un ejemplo se ve mejor: ayer Ana Blanco anunciaba en el telediario de las 15.00 que por la noche habría una entrevista en TVE con el Presidente Rodríguez. Pocos minutos antes, Ernesto Ekáizer había anunciado en Cuatro que desde Moncloa lo habían consultado y que él había propuesto esta entrevista para que el Presidente tuviera una oportunidad en bandeja para desmentir rumores y acallar las críticas. Sin embargo, Moncloa desconvocó esta entrevsita por la tarde con una peculiar excusa que no aducía problemas de agenda como explicación genérica: el presidente iba a dirigir una reunión de alto nivel con miembros del Ministerio de Interior, entre los que estuve el ministro Rubalcaba, quien sí concedió a la misma hora de la noche, una entrevista con Telecinco. Solución: mañana por la noche, 21.00, Zapatero será entrevistado por Iñaki Gabilondo en los micrófonos de Cuatro, grupo PRISA. Distribución discrecional de elementos.

- o -

Los blogueros de referencia como Arcadi Espada o Santiago González analizan con autoridad este momento político.

- o -

Esta reflexión de Arcadi Espada en una entrevista con Daniel Muñagorri.

¿Es internet un territorio de libertad política o es un espacio de embrollo y manipulación?

No, no. Internet es un espacio mucho más propio de la libertad y el diálogo que del embrollo y la manipulación. Situarlo en internet me parece, como mínimo, cómico. En internet todo es mentira hasta que no se demuestre lo contrario. Una sentencia mucho más liberal que la de los periódicos, donde pasa exactamente lo contrario. Por supuesto que en internet hay basura, pero las basuras se recogen cada noche en las ciudades.

¿Y los confidenciales mienten hasta que se demuestra lo contrario?

No hay comentarios: