14 de junio de 2007

PERIODISMO DE ALBERO

Fuera de Andalucía es difícil imaginar ese fenómeno mediático que se dá durante las ferias más importantes. Llega la Feria a Sevilla, a Granada, Jerez o Málaga y surge un fenómeno de periodismo espectacular: el periodismo de feria y albero. Y olé.

¿Quién organiza este periodismo? No lo sé, probablemente no lo organice nadie como tal, nace así, nace directamente de la estructura local de medios y de su financiación. Y quien lo ejerce tiene que ganarse el pan.



Pero este tipo de periodismo da muchas satisfacciones. Ejemplos. Cuando a la una y media de la mañana, en el set de la una televisión local -no daré nombres- que vive del cariño publicitario público, el presentador o la presentadora de turno, le pregunta al presidente de la Diputación con gran interés:

- ¿Y qué opina de las nuevas medidas transverasles que ha propuesto la Junta para reducir la desiguadad de sexos?

El presidente de la Diputación, aclara su garganta de los estragos del albero respirado, mientras que el pensamiento le da una pequeña tregua. Los efectos del rebujito, lo mismo da que sea de La Ina o de La Guita, arrubujan el pensamiento políticamente correcto en versión local. Y ahí va el tío, a contestar con esa sintaxis vacua y manida la gran pregunta.

- Yo creo que desde la Diputación estamos realizando una gran labor para corregir las cuestiones sociales y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de la provincia...

No hay desavío en la feria para un político, sea la hora que sea, se diga lo que se diga. Pero si estamos en feria, ¿no podrían dejar esas preguntillas para otro día? Pues no, la semana de feria se dedica a consagrar un (falso) periodismo de declaraciones, laxas e repetidas, en el que la pléyade del famoseo provincial se muestre ante las cámaras. Lo mismo da una esquiadora, que un directivo del furbo o un concejal, bien saliente o bien entrante.

Ya lo que se diga es lo de menos. El medio es el mensaje. El traje de gitana, el sobrerillo cordobés y el alvero en el pelo. Cada año lo mismo, las mismas entrevistas a la gente en la calle.

Siempre nos quedará 'Aquí hay tomate', con ese periodismo manido que busca simbolismos en cada acción, en una tos y en un pestañeo o en un rascamiento de oreja. Vaya tela.

- o -

¿Cómo se hace un terrorista? Eduard Punset le dedica una edición de Redes a esta cuestión, con esa mezcla de serenidad y pasión contenida por el conocimiento.

Acaba el juicio del 11-M y sus versiones paralelas, que no sólo hay una. ¿Y qué ha revelado de verdad ese juicio? En este programa de Redes, se habla de la psicología que se esconde en los más profundo de los terroristas: esa es la labor de Scott Atran, investigador de la dinámica de grupos de la Universidad de Michigan.

"Había una vez dos carneros, uno con cuernos y otro sin cuernos, y el carnero con cuernos solía embestir al carnero indefenso, así que Dios en su inmensa sabiduría decidió cambiar los cuernos de dueño: esta es la visión de la Yihad".

No hay comentarios: