10 de julio de 2007

AHORA QUE HACE DIEZ AÑOS

¿Qué hacías aquel día? ¿Qué te rondaba la cabeza en aquellas horas? Han pasado diez años, diez, y parece que esa maldita historia no acaba nunca. Estaba a punto de llegar a la mayoría de edad, de comenzar la carrera de Periodismo, estrenábamos el canal satélite por aquellas fechas, aquel fin de semana hubo en casa una celebración familiar, con arroz, piscina y muchas anécdotas.

Apenas había pasado unos días de la liberación de Ortega Lara y ETA no quería alegrías en el enemigo. Egin lo tituló con el sarcamo propio de los sicarios-psicópatas sabinianos: "Ortega vuelve a la cárcel". Los asesinos entienden de lo suyo, tienen su léxico esquizofrénico.

¿A cuánto sale el muerto? ¿A cuánto sale la hora de angustia? ¿A cuánto el litro de sangre? Lo están negociando, mientras al espíritu de Ermua lo pretenden despojar de su apellido, para convertirlo en un sentimiento huérfano de la solidaridad espontánea de aquellos días.

- o -

El diario El Mundo denuncia que el gobierno español utilizó a Cuba como buzón de correos:
'Los representantes del ejecutivo español hacían llegar al emisario [cubano] el mensaje que se quería trasladar a ETA. Este lo transmitía al Gobierno cubano, quien se encargaba de ponerlo por escrito y de entregarlo posteriormente y en mano a Joseba Alvarez [dirigente de Batasuna, brazo político de ETA]'', receptor de los mensajes, que posteriormente llegaban a ETA. Rubalcaba lo admite en rueda de prensa.

¿Se citarían entonces en la Herrikotaberna del Medio? Antes era conocida como La bodeguita.

Supongamos que, ahorita, Fidel está como cualquier cubano, resolviendo. Los cubiches para resistir y sobrevivir, y el comandante en jefe está resolviendo los problemas del mundo con las pocas neuronas que le queda. Mientras arregla el mundo mundial, ojea los cartas de amor incondicional de ETA y el gobierno de Zapaterror, ese amor incomprendido entre gallegos que él puede ayudar a solucionar. Esteban (dido comunista) es infatigable cuando dice de ayudar, lo mismo en Angola que en Baní, lo mismo con las FARC que con ETA. Un auténtico y Máximo líder.

No sólo el gobierno cubano es "sensible al conflicto político", también existe en Cubanet, portal de la prensa independiente cubana, un artículo de Miguel Iturria Savón que utiliza ciegamente la expresión "grupo étnico" para definir a los vascos.

Quizá este periodista no haya visitado alguna vez el Centro Vasco de la Habana, que parece un museo al aire libre para la simbología de la locura nacionalista-socialista a siete etarra. Está en la calle 3ra esquina con 4, en el mismitico Vedado, no muy lejos del hotel Riviera y del Meliá Cohíba.

¿Y quién pertenece a esa Asociación de Empresarios Vascos en Cuba? Hay vascos que viven muy bien en Cuba, el clima tropical-marxista-leninista es muy beneficioso para la piel. Por ejemplo a Urtiaga Martínez, ese etarra pendiente de una orden de búsqueda y captura por la Audiencia Nacional, se hacía fotos abrazado a Josu Jon Imaz; en la misma foto aparecía otro histórico etarra Josu Abrisketa, director del grupo empresarial Ugao, que será un asesino o colaborador con banda armada, o lo que sea, pero eso sí, crea trabajo y riqueza con su empresa en Guanajay. Hay otras muestras: Ainara Esteban y Nerea Garro, que solicitaron asilo político el 6 de noviembre de 2000 en la embajada cubana de Madrid cuando las trincaron preparando un atentado. Más ejemplos, el etarra Carlos Ibarguren Aguirre, alias Nervios, aunque ya no tendrá nervios porque la humedad caribeña aplatana, y la tranquilidad que da tener el apoyo económico del grupo Ugao y de la empresa Gadusmar es importante.

Desde luego, Cuba es un buen lugar para blanquear los dineros llenos de sangre, una manera de degustar de forma reposada las nueces que ya habían obtenido agitando ese árbol compartido.

El apartheid de derechos entre cubanos y extranjeros permite a los terroristas huídos, llevar una nueva vida con el apoyo y la seguridad jurídica de un régimen que restringe esos mismos derechos a sus nacionales. Mientras los cubiches ajustan su hambre a las cartillas de racionamiento, los etarras se broncean al sol caribeño con su pulserita de todo incluido regalada por Fidel. Un todo incluido a la manera etarra, incluido el asesinato, incluida la extorsión, incluido el apoyo institucional y un sueldo fijo que viene desde el Estado Español "opresor".

De todos estos sabe bien Zoe Valdés: "La guerra graciosa y la dictadura simpática".

No hay comentarios: