6 de julio de 2007

COLOMBIA, DOS VERSIONES

Versión 1. El caso Clara Rojas no cabe en los esquemas del terrorismo ibérico, no cabe en los infiernos en forma de zulo que horadan la tierra húmeda vasca. Va más allá.

Clara Rojas acompañaba en las listas electorales de 2002 para la presidencia de la República a la franco-colombiana Ingrid Betancourt. Ambas fueron secuestradas por las FARC el 23 de febrero de ese año.

Más de cinco años después, poco se sabe de ellas. Clara Rojas tuvo un hijo con un miliciano de las FARC y la guerrilla se ocupa de su crianza. Nació hace tres años. La madre viejita de Clara Rojas sabe que su nieto tiene por nombre Enmanuel y que goza de buena salud, según dicen. Ahora Enmanuel es el prisionero más joven canjeable, término empleado por las fuerzas revolucionarias para su particular ajedrez sangriento con el gobierno. Es el más joven de los 5.426 cautivos que Fondelibertad tiene registrados.

Ésta información se conoce de primera mano gracias a John Frank Pinchao, un policía que escapó del cautiverio de la guerrilla en las selvas del Vaupés, al sur del país; vagó famélico durante 17 días por la selva hasta dar con la libertad en un puesto amazónico de la policía colombiana. Convivió con Clara y Enmanuel sólo un año, de los ocho que estuvo secuestrado por las FARC.

También confirmó estos datos en Caracol Radio el periodista Jorge Enrique Botero.


Más de 5.000 personas secuestradas, y se impulsa una campaña para la liberación de Enmanuel, como el colmo de la malicia cotidiana del terror. En el programa de análisis político "La noche", en Caracol Internacional, el conductor sugería que la sociedad colombiana se debería echar a la calle, al estilo del inimitable y espontáneo Espíritu de Ermua. Mientras el presentador hablaba se emitieron colas de las imágenes, manifestaciones de aquellos días, aunque también se colaron incluso imágenes de HB; se valoraba el coraje de la Madre Patria en su forma ciudadana de enfrentarse al periodismo.

¿Y qué piensan lograr los revolucionarios unos y los revolucionarios otros? Capacidad de amedrentar nomás.


Versión 2. La novela más seguida de Colombia: "Sin tetas no hay paraíso", basada en el libro homónimo de Gustavo Bolívar, a la sazón, guionista de la novela. Ésta es, probablemente, la interpretación del cambio radical en la sociedad colombiana, aunque 'Cambio Radical' como tal es el nombre de un partido político alla.

El llamativo título para esta serie que emite Caracol TV , ha adaptado la novela al medio audiovisual, con unas ciertas intenciones moralizantes.


Los derechos de emisión en España los tiene Telecinco, no sólo para emitir íntegramente la serie colombiana sino también para realizar una adaptación ibérica de la misma. Ésto promete.

Betty ya tiene sucesora.


- o -

¡Llegaron los refrigeradores!
Qué agradables son las buenas noticias, coño.

No hay comentarios: