17 de agosto de 2007

BORGES, EL PALABRISTA (II)

"Recuerdo que una vez conversé con dos muchachones que estaban (...) cantando «Perón, Perón, qué grande sos». Entonces me pidieron que les firmara un autógrafo en unas hojas de papel. Les pregunté: «Y díganme, ¿ustedes son peronistas?» y me dijeron: «Pero no señor, ¿qué se ha pensado usted? Nos pagan y tenemos que estar hasta las doce y cuarto tocando el tambor y cantando en la plaza». No recuerdo cuánto les pagaban pero era mucho para aquel entonces. Y luego decían eso de «La muchedumbre aclamando al dictador». Era que la CGT buscaba a muchos pobres y les daba unos bombos y les pagaba. Cuando me vine a casa me fijé después que seguían cantando exactamente hasta las doce y cuarto. Y todo era así".

Borges, el Palabrista. Esteban Peicovich. Ediciones libertarias. 1980.


Los actores y el "No a la guerra". La huelga de basuras de Almuñécar. Las convocatorias de los sindicatos para los muy cafeteros. La marcha sobre Pamplona. Las conmemoraciones de la muerte de Blas Infante. Y lo de Delphi.

La masa ya no es lo que era. El uso reiterado de la masa quejosa ha transfigurado su función para que se convierta en un cajón desastre: vale para cualquier reivindicación orgánica y organizadísima. La consigna es gritar más cuando llegan las cámaras, apuntarse a la falsa espontaneidad que no se advierte en las crónicas, apenas cuando hay un retardo en la conexión en directo con el informativo y se demoran varios segundos esos gritos desesperados por encontrar cariño y alivio en los dineros públicos.

- ¡Qué güeno es don Manuel que se procupa por nosotros!

- o -

Fernando González Urbaneja, presidente de la FAPE, habla de déficit en el tratamiento periodístico del periodismo y pide un debate al respecto. Tres aspectos singulares:

- “Los terroristas han impuesto su jerga, su modo de entender, sus procedimientos no escritos (...) cuando se acepta el lenguaje del otro se le otorga credibilidad”: en eso consiste el terrorismo de baja intensidad, las acciones armadas y los llamados militantes históricos de la banda. ¿Históricos? Muy sucia debe ser la forma de contar la historia para que Pelopintxo aparezca reseñado en ella.

- “Noticias convertidas en acontecimientos que sólo sirven para dar importancia a los actores, que ven así reforzada su posición, por odiosa que sea”. Esta práctica es la muestra integral del periodismo pasivo: declaraciones vacuas y un sarao de fondo que permita la ambientación-tipo para que el periodista se explaye. Esta técnica vale tanto para Batasuna como para el Tomate.

-“Los terroristas quieren intimidar, asustar, ganar los titulares y los arranques de los informativos y lo consiguen con demasiada frecuencia”. El carácter propagandista del terrorismo y otras reflexiones: Chicho Sánchez-Ferlosio.


- o -

Nuestro gran líder mediático Carlos Herrera sigue currando en verano, nos alegra las mañana (plural-singular) patrocinadas por calcetines Moya, desde los pies hasta la porqué no se los compra. Arcadi también sigue, dale que dale, alegrándonos el verano con su inconfundible y personalísima capacidad de reflexión: Puntos.

¿De qué sirve el carné por puntos? Pues si no te pillan... Más allá de los anéctados y las ocurrencias para convencernos de que somos pecadores al volante durante los telediarios.

Es cierto que hay españoles que trabajan en agosto. Palabrismos.

No hay comentarios: