20 de noviembre de 2007

GUIRNALDAS Y AGUINALDOS

Llega la Navidad. Hay indicios. Mi madre está buscando las guirnaldas en el sótano pero no las encuentra en el mueble viejo y sin embargo ya ha preparado en una bandejita el turrón del duro y los mantecados de un año para otro. Es lo que toca. Mientras tanto, la publicidad, verdadera organizadora de las temporalidades, nos va trayendo los sonidos de la Navidad que no son los villancicos sino los anuncios de consumo entrañable.


Poco a poco voy bajando la guardia de los buenos sentimientos, y permito que mí salga esa actitud de buenismo cívico típico del solsticio, antes conocido como espíritu navideño. El culmen de esta actitud es el spot que nos pide un gesto de altruismo: el aguinaldo solidario se anuncia para conseguir nuestra dádiva con métodos que rayan el chantaje emocional para enternecernos con una lágrima infantil, bien de rasgos africanos, amerindios o asiáticos.

Los informativos de Canal Sur se apuntan a este movimiento con una campaña que dice defender los derechos de los niños con VIH en el Tercer Mundo: para ellos un presentador de informativos se atreve a blandir con mala leche la foto de un niño negrito (o moreno o jabao o como quieran decirlo) y balbucear un eslogan que te cale hasta el fondo: la insoportable melancolía en la mirada al Tercer Mundo (y lo que queda del Segundo) llega en Navidad hasta unos extremos impensables, como si fuera una competición de chantajes emocionales con un buen propósito.

Aquí es importante ese hallazgo semántico que Arcadi Espada señala como "mánagers ideológicos, propagadores de doctrinas" (El terrorismo y sus etiquetas, p. 19). Un buen locutor concienciado lee nota de prensa sin editar, en directo, con cara de preocupación; son esas notas de prensa que celebran "el día de" para causas irredentas que directamente culpan a la sociedad de cualquier problema, y de camino buscan el amparo de la administración con su "dame argo" para la concesión de subvenciones.

Generalmente este tipo de noticias van acompañadas de una duplicación del etiquetaje netamente progre -niños y niñas tocaba hoy- se completa con alguna pincelada antiamericana que señala la poca atención que dan los gringos a estos asuntos solidarios, ellos siempre tan quietos como en Kioto, y nosotros, acá, europeos preocupados por los sentimientos del mundo mundial.

"Los periodistas que se atribuyen la misisión de dar a conocer
el vasto mundo a sus semejantes, suelen ser los seres humanos
que peor conocen su mundillo". Jean François Revel

Cada Navidad se repite. Los anuncios y lo de las guirnaldas.

- o -

Me propongo escribir en el blog del Defensor del espectador de la RTVA.

- o -

En el fondo, los medios de comunicación social han construido un enorme retablo de las maravillas posmoderno rentable, pero zafio y tristemente menos cervantino, sobre las oenegés (ONG) que además no sabe uno como escribirlo en plural. Este constructo acapara todas las características solidarias tras reinventar la caridad para que no suene a católico sino a generosidad progre, como si la justicia social pudiera vencer de una tacada a la pobreza y la corrupción de los países pobres.

Se han conocido en los últimos tiempos el caso de ONG corruptas en España, incluso los acontecimientos que vinculan a El Arca de Zoé. Vuelvo a los artículos de Sala i Martín porque salvar el mundo puede ser perjudicial. ¿Un economista contra los pobres? Todo lo contrario. Si uno lee sus artículos, tanto en catalán como en castellano, Sala aparta los tópicos y la farfolla antieconómica para explicar(nos) por qué hay países pobres y otros ricos:

"La humanidad tiene un problema… pero un problema que se puede solucionar: hace cuatro décadas, Asia era más pobre que África. El espectacular crecimiento económico de Oriente no sólo ha invertido la situación sino que nos ha demostrado que escapar de la pobreza en pocos años es un objetivo que se puede conseguir".

Pero entre los que manda, mandan las mentiras que se esconden tras esa dialéctica de grandes esfuerzos, de preocupaciones sociales por boca de los gobiernos y de fotos fashion en Mozambique para los medios españoles.

- o -

Antológico artículo de maestro Montaner: "Antropología del chavismo". La cita inicial a Pedro Juan Gutiérrez y su trilogía sucia es genial. Absolutamente.

No hay comentarios: