28 de noviembre de 2007

LA MALDICIÓN DE LOS RECURSOS TELEVISIVOS

Ver la televisión internacional tiene sus sorpresas, más aún cuando un programa de Ecuavisa Internacional sorprende con su técnica tomatera para construir un reportaje, un punto medio entre la socialdemocracia y el populismo.


Cuando lo escucho me quedo sorprendido: el Rey y el agresor del metro de Barcelona en el mismo plano. "Nadie debe ser tratado a patadas ni mandado a callar de esa manera", lo dice Fernando Balseca, profesor de la Universidad Andina. Increíble.

En internet lo escucho varias veces y me asombro de cómo se alcanza un punto en común entre la socialdemocracia y el populismo en su versión latinoamericana. El locutor, Marcos Villamar da entrada a las declaraciones con una frase para la historia: "el verdadero perdedor de este round fue el Rey Juan Carlos, quien aparentemente se olvidó que América es libre desde los mil ochocientos y que aquí ya no manda, ni siquiera a callar a otros".

Ese "ya no manda" quiere señalar directamente a los españoles con un prejuicio colonial; los españoles nos afanaron las riquezas y además, para el consumo interno del Ecuador, el "español"es enemigo de lo latinoamericano por racista. ¿A esto lo llaman periodismo?


¿Y por qué no dice que España ha condonado la deuda externa con varios países latinoamericanos? Esto incluye Nicaragua, cuyo presidente (corrupto y más) representaba el papel irredento de quejarse ante España por sus empresas cuando la deuda con este país había sido condonada: 36 millones de dólares. Y aún se queja.

La dicotomía nosotros vs. ellos, propia de un nacionalismo rancio y desdeñoso, se culmina de una forma antológica; el locutor culmina el planteamiento bullshit con una frase que reúne varios de los tópicos más elementales:

"Más que un simple encuentro de palabras entre dos personas que no se gustan, la discusión entre Chávez y el Rey Juan Carlos I, puede leerse también como el choque de dos visiones irreconciliables y diametralmente opuesta de lo que debe ser el progreso, la sociedad y el mundo en general".

¡Dos visiones irreconciliables! ¡Diametralmente opuestas! Y la referencia abultada al progreso, la sociedad y el mundo en general. ¡Tó junto, puro bullshit!

Y se queja con amargura y cursilería, "cuando los egos importan más que la realidad de los pueblos". Absurdo. Tan absurdo como esa expresión, "la larga noche del neoliberalismo", esa azucarada metáfora de oscuridades que emplea el presidente Correa para recortar libertades y señalar culpables muy culpables.

Aquí se puede consultar todo el texto del "reportaje", que comienza con un error de peso:

"La pelea empieza cuando el presidente argentino, irónicamente, pide disculpas al Rey para que medie en un conflicto con una papelera española asentada en la frontera de Uruguay y Argentina la cual podría dañar el ambiente". Mal empezamos: la papelera Botnia es finlandesa, no española. Y las disculpas las pidió, con cortesía, Kirchner al Rey de España por haberle pedido que mediara ante Uruguay por el caso de la papelera. Pero Villamar no se entera.

¿Acaso también quiere este reportaje enemistar a los avarientos empresarios españoles representados en su Rey contra los pobres criollos argentinos?




- o -

El Rey no debería de haber caído en la "vulgar e insolente desfachatez" de Chávez, pero lo hizo, y la explicación es puramente humana. Las consecuencias, no. Así lo cuenta un buen artículo de Santos Juliá en El País (El poder del Rey) que Luis María Ansón ha valorado en su profundidad.

- o -

Les escribo al programa: Me pongo en contacto con ustedes para protestar por un reportaje del programa 'La televisión' de Ecuador, por Ecuavista Internacional, presentado por Marcos Villamar en el que se habla de que la actitud del Rey ante Chávez y el agresor del tren de Barcelona representan la postura de los españoles hacia los latinoamericanos. Y lo hace poniendo a ambas situaciones en el mismo plano, con un "argumento de autoridad", si se le puede llamar así, de un colaborador que señala este falso paralelismo.

Yo les pregunto: ¿acaso el asesino de Machala representa a los ecuatorianos en España? ¿Acaso el Rey le ha faltado al respeto a los ecuatorianos que viven aquí o allá?

Me sorprendió y me molestó ver un reportaje así, como si todos los españoles, todos, fuéramos culpables de aquella agresión en el metro por racistas. Nada más lejos de la realidad.

Les agradezco su atención.
FranciscoJ.

- o -


El populismo latinoamericano ya tiene un nuevo enemigo: España. Lo representa la Corona, simbólicamente para el regusto de los simpatizantes ibéricos del populismo latinoamericano, y sus variantes de comunismo-castrismo, con Martín-Medem a la cabeza, ese gran corresponsal agazapado.


Así lo han decidido Chávez y su ego, conjuntamente. El mejor amigo del hombre latinoamericano no es el perro sino el chivo expiatorio (Profesor Rodríguez-Braun dixit): así opera el populismo cuando se topa con un problema, no busca una solución sino un culpable, un enemigo, alguien al que señalar... mientras que el problema continúa sembrado en un terreno abonado de gobiernos incapaces, de supersticiones antieconómicas.


3 comentarios:

mi despertar dijo...

te sigo...............muy bueno tu texto

FranciscoJ dijo...

Gracias, Mucha!

Antonio Aguilera dijo...

Paco, este fin de semana te comentaré más distendido,tengo ahora un par de días saturados de trabajo(no intelectual como tu,!qué envidia!). Me ha hecho gracias que hayas pensado que soy joven,imcluso más joven que tu.Por mi "romanticismo" quizás a la hora de abordar el problema de Cuba. Cuando tu naciste, yo estrené la mayoría de edad. Mis reflexiones parecen muy utópicas, pero las digo muy en serio.¿Será qu no he madurado síquicamente?."Seamos como niños,vivamos sin ideología": dice el filósofo "loco" Fernando Arrabal.Un abrazo,"joven".