13 de noviembre de 2007

POLÉMICA VS. PERIODISMO

El fin de semana pasado nos ha dejado una imagen y un sonido para la posteridad (y más allá). No se habla de otra cosa, todos los programas sacan provecho de la frase, con más o menos ironía y talento. No se habla de otra cosa, la anécdota ha servido para alimentar las parrillas de todos los medios.

¿Tanto valor tiene una anécdota? Así parece, más aún al tratarse de un acto político generalmente aburrido, incluso inane, cuya máximo interés está en el total de cada presidente para los medios de su país y en la coreografía repetitiva de que se va a luchar contra la pobreza... Chávez quiso hacerse notar, el afán de protagonismo le puede -él es tan chévere- más aún cuando no puede demostrar sus dotes de cantante, y claro, tiene que hacerse el impertinente para sobresalir.

Andrés Oppenheimer habla de "una nueva maniobra de distracción" a cargo de Chávez. En la segunda división del populismo, Daniel Ortega se enfrenta a una tempestad política tras las inundaciones ocurridas en Nicaragua.

En teniendo enemigos bien identificables, los problemas se afrontan de otra forma porque ya hay culpables con el marchamo más diabólico: neoliberales.

[Hay otra perspectiva abolida: prohíben a psiquiatras hablar sobre Chavéz.
Chávez y yo somos megalómanos, de Alberto Muller Rojas]

- o -

El Universal de Caracas, diario no oficialista, ofrece hoy martes en portada las consecuencias del cabreo (globalizado) a cuatro columnas en portada: "Polémica del Rey y Chávez repercute en todo el mundo".


Más abajo, la fotonoticia destaca el "desastre ambiental el mar Negro". La agenda-setting de los medios se tinta de espectáculo para hacer más llevadera la vida, las noticias políticas a veces se pueden seguir como un serial. Luego aparece una catástrofe lejana para que pongamos nuestras barbas a remojar; si el desastre es ecológico su valor mediático aumenta con unas gotas de sensacionalismo y, ¡zas!, la noticia se enlaza por arte de birlibirloque con el cambio climático.

Pero veamos los breves de la tapa.


Los breves reflejan otras noticias: 71 homicidios dejó el fin de semana en Caracas. Mientras se desarrollaba la cumbre (borrascosa) se dieron asesinatos por toda la ciudad: acribillan a una pareja dentro de un carro.

El ex-director del banco central de Venezuela habla de "una posible crisis en Pdvsa", la empresa pública que gestiona el petróleo venezolano en régimen de monopolio.

Analistas aseguran que crece el riesgo de una devaluación de la moneda.

Se reducen inventarios de cemento, cabillas y bloques: alza de un 32'6 por ciento en el precio de las pinturas.

Los ingredientes de la "revolución socialista" se van conociendo: inseguridad personal y física, inflación, derroche económico. Y ahora toca una reforma constitucional bajo un enorme clima de violencia. ¿Para que compraría Chávez tantas armas? La Revista Cambio de Colombia ha investigado la procedencia de las armas y no se quiere ver en manos de Chávez.

Pero el argumentario liberticida sigue su camino: señalar los culpables para seguir buscando el progreso entre la desolación neoliberal. Son dos varas de medir para entender la América Latina y el resto del universo.

- o -

Tertulia latinoamericana de la Ser. Genial Lanata y Boris; y los demás.

1 comentario:

Joan Guerrero dijo...

Fuera de tema: mi nombre es por Joan Manuel Serrat. A mi padre le encantaba este cantautor.