17 de noviembre de 2007

SUGAR CANE

Hace unos meses le escribí a Pedro Juan Gutiérrez, escritor cubano de gran éxito que vive en la isla. En un email me presento y le digo quién soy, lector novato que le escribe desde Granada, al sur de España. Le escribo porque me sucedió una curiosa anécdota mientras leía su libro ‘Corazón mestizo’ el pasado mes de agosto. Estaba leyendo el capítulo cuarto de ese libro, en el que usted habla sobre el influjo de la caña de azúcar en la cultura y en la forma de ser de los cubanos, la ‘sacarocracia’ de Manuel Moreno Fraginals, cuando me sucedió una anécdota curiosa, que guarda una relación casi hermeneútica.

A media mañana de un sábado, llego caminando a la puerta del ingenio Nuestra Señora del Rosario, en la Caleta de Salobreña (costa mediterránea de Granada) y me encuentro a tres muchachos morenos que me hacen señas y me hablan desde lejos.

- Do you speak English?

- Yes.

- Do you know where can we have sugar cane?

Coño, tres muchachos prietos –pienso pa’dentro- preguntando dónde pueden encontrar caña de azúcar, me hacen gestos como de comerse el un trozo de a bocaos. ¿Y éstos cómo saben que aquí se da la caña de azúcar?, me pregunto. Coño, vaya coincidencia que lo mismo que estaba leyendo esos días en el libro.

Me fijo en que tienen una guía turística en holandés, son de Aruba, y me hablan en el mismo inglés macarrónico que yo chapurreo. Me señalan unas fotos y un texto con anotaciones sobre la caña de azúcar. Están buscando cañadú. Lo busco en el diccionario y me entero de que cañaduz es la grafía correcta. Les sorprende que en Europa haya un lugar donde aún exista la caña de azúcar, seña de identidad común de tantos pueblos caribeños.

Pero ya no hay caña de azúcar, el trapiche no moltura, aunque aún huele a melaza (o quizá se bagazo) en la calle ramblilla de la Caleta; la última zafra se dio en la primavera de 2006.

La última cosecha de caña de azúcar, en El Mundo.

La zafra definitiva’, reportaje en Ideal por Mercedes Navarrete.

Caña en extinción’, en El País.

‘Adiós a la última planta azucarera de Europa’, en el diario gratuito 20Minutos.

Hablé con algunos viejos de Salobreña y en su respuesta no hay más una resignación, entre cínica y despreocupada, por el asunto. El carácter en esta comarca es tranquilo y un tanto aplatanao como en Caribe.

Sin embargo, en mis oídos, parece que el fin del cultivo de caña por orden de la Unión Europea es como si hubieran decidido transformar el clima subtropical con un decreto. Y de camino lanzar una especie de prohibición indirecta -¡se acabaron las subvenciones!- al estilo de la Organización Común de Mercado en nombre del frío proteccionismo de Bruselas hacia el comercio de los países emergentes. La agricultura entendida como atavismo y atraso.

Las subvenciones han adormecido muchos sectores y conciencias en Andalucía, aunque no es momento de hablar de política. Si la caña de azúcar llevó el ferrocarril a la isla de Cuba (1837) en tiempos de la colonia, incluso antes de que se inaugurara en España, aquí la caña se relaciona con una comarca subdesarrollada, en la que se proyectó en el s.XIX una vía férrea que no existe aún –creo que estamos a 2007- y que hoy es el único trozo del Mediterráneo de la Unión Europea que no tiene autovía (ni autopista) ni canapés preparados para inaugurarla.

En Salobreña y anejos, aún se le sigue llamando popularmente “la fábrica”, así, con ese marchamo de industria única en un lugar sin industrias lustrosas. Hoy sus instalaciones pertenecen a una piscifactoría.

Pero no todo es negativo en esto.Todavía queda algo de ron en los anaqueles del Ron Montero cerca de Motril. Incluso queda un museo de la caña del azúcar de Motril.

He viajado en dos ocasiones a la isla, y desde luego Cuba permanece en mi meollo de intereses, cariños e incluso obsesiones. Hasta que el hecho biológico abra las ventanas. Un periodista sin mitomanías ni obsesiones no es un periodista ni podría aspirar a escritor.

En un viaje como turista en 1998 entre Varadero y Trinidad observé el trabajo de los brazeros al cortar la caña, una labor que guardaba gran parte de dureza decimonónica a pesar del maquinaria que acompañaba. En 2006 conocí a algún cañero haitiano cuando estuve en la R. Dominicana, donde colaboré con un proyecto solidario llamado ‘Canillitas’.


Luego en 2005 volví a Cuba en un viaje con la universidad, para celebrar la graduación, aunque en esa ocasión me escapé del resort de pulserita para conocer La Habana en su profundidad. Y ahora he comenzado a leer sus libros [los de Pedro Juan Gutiérrez] porque ese mundo y toda la flora y fauna habanera me interesan.

He leído que usted ha viajado por el sur de España y probablemente conozca mi ciudad natal, Granada. Y quizá también conozca el ron de caña que se produce en Motril, ron pálido, de la marca Montero. Si no es así, como espero viajar pronto a Cuba, me llevaré una botella allá de este ron, la tendré que introducir en valija diplomática para que no me la requisen, y poder así invitarle –cosas de gallegos- a un buen trago de ron andaluz.

Me despido a la manera motrileña: salud y fuerza al cañadú.


Un cordial saludo

Paco


En Cuba, hay historias similares ocultas entre logros y discursos obligatorios de loa al socialismo. “deMoler" (2004) de Alejandro Ramírez Anderson.



Motril, pequeña Cuba: un comentario en el blog de Armengol en el tiempo de la última zafra. Lejos en el tiempo queda aquella frase atribuida a Quevedo en durante el Siglo de Oro: “Si pan de azúcar, en Motril te encajo”.

Mientras tanto, la muerte corta caña en Nicaragua.www.Tu.tv

2 comentarios:

Antonio Aguilera dijo...

Ando husmeando por el blog de Mucha de la Torre, sólo como observador,me lo habían recomendado.Y de pronto me encuentro un anda-a-luz de Graná ¿de Motril quizás?. Yo soy Cordobé, pero estoy más cerca de Granada, soy de Priego de Córdoba. A veinticinco Km. de Alcalá la Real, y ésta a cincuenta de Granada capital. O sea no llega a 80Km.y de Motril conozco algo, soy cliente de una empresa que está en Puntalón.Me dedico(para mi desgracia, al comercio,no me gusta ná el mercantilismo). Bueno el motivo de mi visita es literario, y ya veo que le pegas a la lectura. Hay que andar muchos blogs para encontrar a gente que le guste la buena literatura. Te invito a visitar mi casa LITERATURA REVULSIVA DE PRIEGO, tambien tenemos un blog compartido de la biblioteca municipal:LITERATURA EN PRIEGO, y se edita una revista que sale solamente 2 ó 3 veces al año(la literatura no tiene muchos apoyos)donde agradecemos la colaboración de entusiastas de las letras.
Perdona el intrusismo.
Un cordial saludo

Anónimo dijo...

[p]Just how much less? The internet has internet sites that offer suitable [url=http://www.sunglassesssale.com]ray ban sunglasses outlet[/url] replica Oakley for less than $20 . [url=http://www.sunglassesssale.com]ray ban sunglasses sale[/url] com . These glasses will remind you of a more historical period where inimitable styles were created [url=http://www.sunglassesssale.com]cheap ray ban sunglasses[/url] that have withstood the test of time . We live in a consumer world and are literally spoilt for choice but there are some brands that are better than others . For that fierce, stylish and sexy female Oakley sunglasses are your best option . Bookmark and check regularly for updated inventory . Almost any kind of Oakley sunglasses is excellent for you provided that they are square or rectangular in form; check out the most recent Square Wire from Oakley!The [url=http://www.sunglassesssale.com]ray ban sunglasses[/url] Heart formed deal with - this type of deal with has a narrower forehead together with the cheeks and chin currently being a bit wider . Optical technology is exclusively employed in oakley outlet to supply a superior top quality of vision . Obtaining the most effective rates will only be less complicated if you get further eyes available [url=http://www.sunglassesssale.com]ray ban wayfarer sunglasses[/url] searching with you.[/p]