10 de marzo de 2008

BOLSO BOLIVARIANO

La Robolución bolivariana tiene sus grandes alegrías populares. Mientras el coronel Ego Chávez remueve el síndrome de Estocolmo entre las víctimas de las FARC: así comparó a la madre de Ingrid Betancourt, doña Yolanda Pulecio, con "María Magdalena" mientras la cámara hacía un plano corto, casi un plano detalle centrado en las lágrimas primeras que se confundían en el pliegue mestizo de sus mejillas.

Durante los días previos, la prensa, esa manipuladora antibolivariana, muestra los trapos sucios de sus tratos con los terroristas de toda calaña. Tambores de guerra sonaron. Los tratos suyos y los de sus amigos-compiches como Rafael Correa, el guapo de la piragua. O las escandalosas Casas del Alba, nada que ver con la Casa de Alba, válgame doña Cayetana, que estos son como el de Marinaleda y los Cañameros con dineros negros del petróleo. También busca Chávez ciertos partenariados farcistas en los restos del Perú oscurecido en la sangre derramada por Sendero Luminoso y el MRTA.

El dolor que causa el terrorismo como argumento para su show presidencial Aló Presidente, una especie de "Sorpresa sorpresa" con terroristas de fondo, fanáticos entrenados por etarras en el manejo de explosivos y la esclavitud de una mujer-símbolo en la encadenada en manigua colombiana, tan alejada del verdor verbal de José Eustasio Rivera.

Todo ello sin perjuicio del discurso progre de los pueblos oprimidos por el yugo español primero, y ahora capitalista. Chesguevaras caducados. Pero Venezuela vive en otra onda, no tan chévere como dice el callao.

- No se haga matar chimbamente.

Como el carajito del bolso.

Todavía los psiquiatras venezolanos tienen prohibido opinar de Chávez. Quizá le suceda a (tar)Hugo Chávez como a Woody Allen: "Me ha llamado mi psiquiatra llorando a las tres de la mañana".

La culpa es del Imperio. Y de los tsunamis bipartidistas probablemente.

- o -

Incluyo aquí uno de los documentos incautados a la guerrilla, publicados por el diario El Tiempo de Bogotá. Es una carta del jefe de las FARC alias Raúl Reyes a Hugo Chávez:

28.02.08
Camaradas del Secretariado. Cordial saludo.

1-Concluyo en éxito la fase de liberación unilateral de prisioneros. Nos quitamos varias cargas de encima y apuntalamos nuestra política frente al Presidente Chávez. El punto negro, es el incremento de la presión por Ingrid, por cuenta de las declaraciones de Luis Heladio Pérez, dando cuenta de su extrema gravedad y el trato discriminatorio contra ella. Hasta donde conozco, esta señora es de temperamento volcánico, es grosera y provocadora, con los guerrilleros encargados de cuidarla. Además como sabe de imagen y semiología, las utiliza en impactar en contra de las FARC. Previendo los reclamos del Emisario francés, pienso informarlo de esta situación.

Expresiones como "Nos quitamos varias cargas de encima" referidas alos rehenes liberados, el "incremento de la presión por Ingrid" se vuelven vomitivas. Sobre todo esta: "Hasta donde conozco, esta señora [Ingrid Betancourt] es de temperamento volcánico, es grosera y provocadora, con los guerrilleros encargados de cuidarla".

Qué ingratos son los secuestrados cuando no se pliegan al síndrome de Estocolmo.

No hay comentarios: