7 de marzo de 2008

¿QUÉ PREFIERE...?

Cuando me he enterado de la noticia me ha venido a la cabeza la frase del presidente Rodríguez en el segundo debate electoral:

¿Qué política antiterrorista señor Rajoy prefiere? ¿La de esta legislatura con cuatro víctimas mortales, o la de la legislatura anterior con 238 víctimas mortales?

No se puede caer más bajo siendo presidente de gobierno: preguntar eso es tanto como interiorizar las razones de los terroristas, asumir el asesinato político como parte del paisaje. ETA no mata para que los presidentes hagan cuentas macabras, sino porque el asesinato es una manera de hacerse publicidad, extender su mensaje: de odio y de violencia hacia los otros que huelen a España; y un mensaje para unir en el crimen a su tribu sanguinaria, prietas las filas en torno a los irrintzis de la muerte.

No tengo ganas de blog pero si de desahogarme. Otra vez igual, como aquel jueves de hace cuatro años, los terroristas calculan su influencia con sangre ajena. Esta vez no hay terroristas suicidas rasurados, ni madrugadas para el engaño masivo.

Adioz ZP. Estamos jartos.

El Congreso aún mantiene un mandato para seguir negociando con ETA.

- o -

Paralelamente en Colombia, la lucha como el terrorismo sigue, contra la voluntad del gorila y sus amiguetes.

No hay comentarios: