4 de junio de 2008

CUARENTA-OCHOCIENTOS VEINTITRÉS

Llevan ya cuarenta años y no han conseguido nada de lo propuesto.

El primer día en que ETA asesinó. Así titula Elpais.com un reportaje que nos recuerda que el próximo sábado 7 de junio se cumplen 4o años del primer asesinato de la banda terrorista ETA.

Hace 40 años, el etarra 'Txabi' mató al guardia civil José Ángel Pardines en su primer asesinato no planificado


Lo llama "asesinato no planificado". Por eso mismo llevan pistolas, pero un guardia civil de tráfico los paró y no les dió tiempo a "planificar". Uno de los asesinos de Pardines Arcay tenía un pasaporte falso; el coche lleva una matrícula falsa de Zaragoza. Eso si era planificado. El 2 de agostode 1968, ETA acababa en Irún con la vida del policía franquista Melitón Manzanas en un atentado premeditado. Éste sí.

El diario ABC señala en la edición del 8 de junio
un titular virginal: "Dos jóvenes automovilistas asesinan a tiros a un guardia civil de tráfico en Villabona". La segunda crónica, añadida de urgencia a la primera señala entre paréntesis señala "De nuestro corresponsal, por teléfono". Los periódicos, género literario de la época, decía Borges el inimitable.

El relato de los hechos
es tristemente vibrante: "Uno de ellos sacó una pistola y le pegó un tiro en la cabeza". El etarra "Txabi" le remató de otros cuatro disparos que le alcanzaron en el pecho; cerca de Tolosa, "Txabi" resultó herido al enfrentarse a los guardias civiles que le trataban de identificar. Falleció mientras era trasladado al Hospital de Tolosa.

El otro etarra, Sarasketa, logró darse a la fuga durante el transcurso de la refriega, pero fue detenido a la mañana siguiente en la iglesia de la localidad guipuzcoana de Regil, en compañía del cura párroco.

Coincide la esta fecha con la noticia de que varios desconocidos han ultrajado la tumba de un dirigente del PP asesinado por ETA. Vuelve a ser contra la memoria de Gregorio Ordóñez.


Los asesinos, Txabi y Sarasketa, cuentan a dia de hoy con una avenida en Leioa (Lejona), Vizcaya, con su denominación etarra de toda etarridad en la placa. El alcalde del PNV en esa localidad ha frenado una moción para cambiar el nombre a la avenida que honra a los asesinos sobre la memoria de las víctimas. Pura denominación de origen.

En cuarenta años, ETA ha asesinado a 823 personas, planificadamente. De ellos, 204 eran guardias civiles.

No alcanzarán sus objetivos.

- o -

Reportajes de El Mundo, 30 años de terrorismo: La familia de Pardines - Sarasqueta
- o -

Obama es candidato demócrata a la presidenciaa. Dice el telediario que hay una pugna entre los negros y las mujeres para hacer historia al mismo tiempo. He ahí el tópico. El periodismo es una inmensa fábrica de hombres que muerden a perros.

¿Y una mujer negra a quién vota? ¿Los mulatos son negros? ¿Y los trigueños? ¿Y los jabaos?

Todo lo negro que sea el cisne.

1 comentario:

i r i s e s dijo...

La comisión de la Verdad y Reconciliación instalada en el Perú en los años posteriores al fujimorismo, estimó que la violencia terrorista que azotó el país, acabó con la vida de más de 60 mil personas (muchos desaparecidos, la mayoría en la zona del sur andino).

Más allá de números, irrelevantes ante toda muerte injusta. El trabajo de la comisión reveló que la violencia no sólo provino de los 2 principales grupos armados(Sendero Luminoso y MRTA). La desorganización y el terror escalaron por toda la pirámide social. Desde las fuerzas armadas, pasando por la clase media hasta los campesinos.

La maldad no excluyó.

Muchas explicaciones se han dado. Y aun ahora, comisión mediante, las heridas siguen abiertas. Costará mucho recuperarnos del todo.

Una guerra no perdona. Llega a todos. No sólo mata, como a matado en España a esos más de 800 seres humanos (o en el Perú a esas 60 mil personas). Mata además una parte del corazón de aquellos que quedan vivos... Una parte de su humanidad.

En una guerra no hay ganadores. En el Perú, por ejemplo, todos perdimos.