1 de junio de 2008

EMBAJADAS DE ETA

Hoy aparece en El País un reportaje así titulado, Las embajadas de ETA.

ETA asesina para combatir a un Estado democrático, pero su 'política exterior' promueve entre políticos y organismos internacionales la imagen de movimiento de liberación perseguido y víctima de abusos de los derechos humanos.

Sigue más adelante:

Solapada en organizaciones pantalla y ONG instrumentalizadas a su servicio, ETA-Batasuna imparte lecciones de derechos humanos por el mundo, incluso en Naciones Unidas, al tiempo que acusa al Estado español de sojuzgar a Euskadi, criminalizar las ideas políticas y reprimir salvajemente, torturar y asesinar a los independentistas vascos.



Aquí está el quid de la cuestión: las ONG sin control, que pregonan una diversidad de luchas sociales pero que son entidades cuyo objeto social puede ser tan legítimo como dudoso. Esto tiene dos vertientes:

- uno, que las ONG sirven también como prolongación de los planteamientos ideológicos, sociales o de una organización principal -la propaganda por otros medios- de la cual se establecen como satélites más o menos visibles.

- dos, que las ONG se perciben como organizaciones benéficas y altruistas per se, según lo cual, cualquier crítica o duda hacia ellas puede ser entendida como un delito de lesa progresía.

In other (Reuters) words: "Many U.N. agencies and NGOs working here [Ivory Coast] feel they cannot be touched by anyone". Muchas agencias de la ONU y Oenegés que trabajan aquí [Costa de Marfil] sienten que son intocables".

En un post que titulé Solidaridad, se tocaba el caso Anesvad y la escasa (y deficiente) fiscalización del trabajo realizado por las ONG, más allá de los lánguidos procesos burocráticos.

Recientemente Save the children reveló en un informe el abuso sexual a menores por parte de cooperantes o cascos azules. En 2007 esta ONG radicada en el Reino Unido expulsó a tres empleados por abusar sexualmente de menores.

La duda metódica (Arcadi) en el periodismo es cómo se puede construir una mentira con un gramo de verdad. Cómo en ocasiones una ONG (o un cooperante) puede cometer un delito con el parapeto de la solidaridad. En ocasiones, salvar el mundo puede ser perjudicial.

La ONG trabajan en continuas campañas de sensibilización (make sense) para identificar y corregir o mejorar sus percepción social. En ello les va una gran parte de los recursos. Otra parte corresponde al Estado, en España, la AECI.

Pero más allás de las campañas, también hay hechos.

Pero volvamos a ETA. La pelea de la propaganda etarra tiene diversos ámbitos y las organizaciones externas a la banda terrorista se ocupan de ello. El presidente Rodríguez (Zapatero) nos dice que "ETA está cada día más débil", y sin embargo, el entorno juvenil de Jarrai ha creado la organización Kamaradak para conectar radicales vascos con jóvenes gallegos y catalanes. Seguro que hay otros, antifascistas y antiglobalización, que se parten el pecho por entrar en esa orgía de antifranquismo puramente fascista. Llego tarde. Kamaradak ya tiene entrevista en la red en uno de los portales afines disfrazados de suciedad alternativa.


Eta quiere estar en el argumentario de todo aquel que quiera atacar a la España que conocemos hoy, por cualquier vía. Esa es la labor internacional de las embajadas etarroides.Pero la propaganda tiene más herramientas y va mas allá, Otegi está aprendiendo inglés en la cárcel, para matizar mañana la intensidad del terrorismo on tv.

Esta estrategia tiene un punto fuerte: La relativización de los conflictos. Esto tiene un mero componente geográfico de partida, más la desinformación. Cuanto más lejano sea el terrorismo, más justas nos parecerán sus causas -Espada dixit- y yo añado, modestamente, que esa es la razón por la que los "Tigres tamiles" tratan de matar de veinte en veinte y no de uno en uno, porque así salen en los telediarios.

No es tanto que en cierto países apoyen directamente a ETA, sino que la moral revolucionaria sea antifascista full time para los asuntos que lo exigan, y laxa y acomplejada en lo tocante al terrorismo. Para ganar amigos bolivarianos en Bolivia, que Askapena, tan afín a ETA, utiliza este argumento con toda la verborrea internacionalista de siempre: "cuando en 1512 los colonizadores españoles llegaban a Bolivia, comenzaba también la última ofensiva contra la soberanía de nuestro pueblo por parte de esa misma España".

Quieren sustiruir el paraíso que era Francia en los años 70, cuando el gobierno Giscard d'Estaign (alias la momia) otorgaba el estatus de refugiado político a los etarras por un nuevo escenario en el que sentirse cómodos en la latinoamérica bolivariana que compadrea con sus amigos de las FARC.

Pero Askapena ya se ha despedido (30 de mayo de 2008) con loas a ETA -¡cómo no!- de la que dicen que se ha defendido de "estrategias contrainsurgentes".

Así se disfrazan, con la cachucha del Che. Si volviera un día como hoy, Stalin no mantendría el mismo bigote, ni Hitler tampoco haría el mismo saludo, el Che probablemente se acicalaría un poco, y Fidel Castro no se anunciaría en su próxima aparición estelar con la misma barba ni tampoco, quizá, con el mismo chándal.

Los líderes irredentos de ahorita van a Zara y tienen asesores de imagen con estudios en Cambridge.


- o -

Mientras tanto, los berridos de Barredo son propios de la sempiternea berrea comunista.

3 comentarios:

i r i s e s dijo...

Escribiste hace un par de meses, un comentario en un reportaje que hice sobre la matanza de Uchuraccay (Perú).
Cito: ¿se puede aprender de todo esto?

En el Perú aprendimos algunas lecciones. Y aunque la violencia, nacida de la exclusión y la desigualdad, no ha desaparecido por completo. Vivimos hoy con más tranquilidad.

La respuesta es el amor, diría Lennon. Eso fue lo que aprendí yo, junto a muchos de mis compratriotas. Sólo el amor y el respeto por las diferencias nos salvaran del terror generalizado.

Suerte.

http://www.youtube.com/watch?v=DggRn9Pp2sg

FranciscoJ dijo...

Gracias por tu comentario!

Saludos

i r i s e s dijo...

Lo de Lennon está en una onda más romantica o idealista, supongo. Igual estoy de acuerdo contigo en que el cumplimiento de la ley es fundamental.

Sin embargo, creo que más importante que la norma escrita es el respeto por los otros. Aquél respeto que niega la ignorancia del violento, que escucha las minorías, que valora lo diferente, lo distinto...
Y que llega sólo educando, educándonos.

En mi país, sendero luminoso tuvo una gran debacle hace unos años. No ha muerto totalmente. En combinación con el narcotráfico, sigue operando, sobre todo en la selva central del Perú.

Más importante aun, el germen de sendero que es la violencia entendida como marginación, convive con nosotros.

En el Perú, tener más dinero te hace diferente. Te hace diferente ser serrano o costeño, ser indio o blanco.

Y aunque nos concideramos un país multicultural y pluriracial, en teoría. En el fondo y a la práctica, aquellos preceptos caminan lejos de la realidad.

Espero que España pueda superar la violencia terrorista, que sé (porque la he vivido en carne propia desde que nací) sólo trae dolor y angustia.

Y aunque demasiado idealista, sigo creyendo en Lennon: El amor es la respuesta...

Un gusto conocerte también.

Iris