25 de septiembre de 2008

TOVAR & JIMENEZ ASSOCIATED

Me refiero a los latinoamericanos que al tirarse del avión, no se les olvida el castellano. Hablan un español sin las contaminaciones mediáticas que tanto nos aburren. Y no sólo hablan un castellano limpio sino que incluson hablan con sensatez.

- Comparemos, compare.

El PP de Madrid ha incluido en su cúpula directiva regional a tres extranjeros: Toni Guedes, cubano, Anka Moldovan, rumana, y Washington Tovar Padilla, ecuatoriano.

Este último, Washington Tovar (entrevista en el mundo el 20-9-08) llegó a España en 2001 y se puso a trabajar en la obra con cincuenta y tres años.


En ABC Tovar lo dice de otra forma: "En Ecuador trabajaba en banca pero al llegar aquí tuve que empezar en la construcción; de peón... ¡Y eso lo digo con mucho orgullo!"

Poco tiene de aristocrático un hombre así, pero hay muchas historias de hombres hechos a sí mismos -masculino genérico-, procedentes de familias humildes que se han labrado una jubilación jubilosa, sin apreturas económicas, a base de trabajar mucho y de vivir con una cierta sobriedad en las formas.

De cómo un hombre que en su niñez apenas tenía un par de zapatos y muchas necesidades, disfruta a los 75 años al ver jugar a sus nietas en la terraza de su apartamento en primera línea de playa, que tantos suores le costó. Es la historia del self-made-man con acento andaluz o ecuatoriano.

Pero volvamos al asunto.

En la otra esquina del ring político, está Bernarda Jiménez, secretaria de inmigración e integración del PSOE, jabaíta como Pedro Nolasco. En sus primeras intervenciones ante los medios ya se le ven maneras: "Las últimas elecciones, después de haber luchado tanto por la inmigración y estar hablando de los derechos de los ciudadanos, aparece el discurso de Rajoy representando al PP echando todos los males de la sociedad a los inmigrantes".

La nueva política inmigratoria europea no ha sacado ni una palabra de Bernarda Jiménez, que sí está entrenada en ese tiro al plato "contra-la-derecha" que es deporte obligatorio para que un buen izquierdista se mantenga en forma.

Bernarda Jiménez, sin embargo, estaba "ilocalizable" cuando el ministro de Trabajo e Inmigración y la vicepresidenta del gobierno entraron en una polémica a cuenta del endurecimiento de la política de inmigración. Criticar al PP es más fácil de dar su opinión dentro del PSOE, no vaya a ser que alguien se moleste.

Jiménez ha estado al frente de VOMADE, Voluntariado de Madres Dominicanas,
y viaja con frecuecia a la tierra de Quisqueya, también conocida como República Dominicana. Esta organización nació a raíz de la muerte de Lucrecia Pérez, una dominicana de Vicente Noble que fue asesinada en Aravaca (Madrid).

Si su labor ha sido tan buena en VOMADE, ¿por qué tiene que presentarse con un portazo? Quizá la entrada de Bernarda Jiménez en política encarne "un cierto prototipo persona comprometida", como se desprende del reportaje alejado de mitos y tópicos progres, del peruano Martín Mucha:

La inmigrante de lujo que fichó ZP
Presentada como la gran novedad en la dirección del PSOE, Bernarda, dominicana, muy solidaria, no es una más entre los 4,5 millones de inmigrantes. Hija de un gran hacendado, heredó con sus hermanos (4) millones de metros cuadrados de tierra. Sus hijos estudiaron en selectos colegios de Madrid. Y tiene dos clínicas estéticas

Unas 400 hectáres les dejó su padre en las cercanías de Moca, al norte del país, una zona tan rica para la agricultura que tiene el orgullo de denominar una de las variedades más sabrosas de la la yuca: la yuca mocana, exactamente.


- ¿Pero eso lo sabe el tonto de la yuca?

- Ahora está en Nuyol, más perdío que Balbuena, ya tú sabes mi pana...

Bernarda Jiménez ya lleva la consigna de serie, como si fuera el aire acondicionado de un coche, modulable según el día, según la temperatura y la subjetividad del conductor. La consigna se proyecta contra-la-derecha, y más ella que ya tiene la vida resuelta. Con dinero, uno se puede permitir el lujo de hacerse socialista y conseguir un poco de poder. "Para Rajoy no existen los inmigrantes" dijo a la Sexta.

Con ella Zapatero, a Spanishman in New York, tiene ese as en la manga para sacarlo cuando él quiera, para que se vaya haciendo un nombre en los medios. Ha cambiado la política migratoria para endurecerla y para que no sea el c. de la Bernarda, nunca mejor dicho.

- Pa'Bernarda, la de Utrera.

El asunto de la inmigración le puede dar votos, o quitárselos si la crisis se agrava. Actúa como si la crisis se arreglara sola... y para revalidar el poder debe tener todo controlaíto... que aquí no passsa nada.

Entre los issues de las campañas electorales, la inmigración es uno de los importantes. Sobre este asunto, como otros issues, mandan dos o tres tópicos que se utilizan para abordarlos en las tertulias de siempre: que si los españoles no quieren trabajar en nosequé, que si hay relación con la delincuencia, etc. Más de las agendas de los medios, la sobredosis de información con notas de prensa y sucedáneos audiovisuales, los estereotipos sobre la inmigración son muy delicados.

Apenas uno dice que es partidario de controlar la inmigración ilegal y automáticamente ya es un facha. No quieras matizar, que eres un facha. En el otro lado hay una actitud de "papeles para todos" que culpa a Occidente del pecado original (post)colonial y no a las mafias que tanto se enriquecen con los inmigrantes. Las mafias siguen haciendo dinero ante las incompetencias europeas.

El sota-caballo-y-rey, como decíamos ayer, prepara las conciencias para el consumo mediático de cada día que hace el homo videns en prime time. La izquierda pretende aplicar un leninismo de apreciación, repetitivo en las consignillas del presente, insoportable e insufrible en lo retrospectivo, pero siempre con delirios de grandeza y mucha arrogancia en creerse superiores a los demás porque están preocupados por la sociedad.

Ellos son los que le dicen a la realidad lo que tiene que ser, y luego se dedican a engordar los mitos.

Así las cosas, parece que la primera presidenta en Latinoamérica fue Michelle Bachelet, porque la respaldaron, Miguel Bosé, Sabina, Ana Belén y Víctor Manuel, esos agradaores de señoricos que son hoy en día los albardanes para progres, cosas de la modernidad. Ni Violeta Chamorro fue presidenta nicaragüense, ni lo fue Mireya Moscoso en Panamá. Ni Alejandro Toledo, al que llamaban el cholo curiosamente, era de origen indígena. Y de la Thatcher ni hablar, so facha. Ni tampoco de Condoleezza Rice -que si quieres arroz, Condoleezza- que ni es mujer ni es prieta porque lo dice Jesús Vázquez, ese insigne politólogo, premiado por su fidelidad al régimen zapateril con el nombramiento de embajador de la ONU para los refugiados.

- A ver, Jesusito, capital de Uganda...

- Esa no me la sé, anda hazme otra.

- A ver, ganador de Gran Hermano 34...

- Esa está chupada...


Estos días está ZP en Nueva York, provincia de Graná, en una de esas giras que tanto le gustan porque saca todo lo que lleva dentro.

- Cosas de adolescentes... está una la edad mu mala.

Bono, el de U2, le ha hecho la pelota de una forma obscena, incluso más que el pelotari Bernat Soria. La cítara del irlandés sonaba mientras decía: "Hemos venido a echarle flores a sus pies". Sólo faltaba la música del misterio de las voces búlgaras para ambientar esa frase cincelable en una placa de mármol de Estremoz y ponerla como pisapapeles.

El presidente Rodríguez reivindica "el papel regulador del Estado" para no agravar la crisis: con unos cuantos eufemismos y unos pocos clichés, este tío quiere arreglar la economía española, cuyas líneas básicas se las explicó en dos tardes -qué aprovechaítas tuvieron que ser- aquel ministro valenciano con apellido andaluz.

Al presidente Rodríguez le ha dado ese síndrome de 'El Padrecito' que el genio mejicano, chilango de toda chilanguería, reflejó en la película del mismo nombre: un cura de pueblo, lleno de la dignidad popular, hablaba de construir escuelas y no de comprar armas, de hacer hospitales y no gastar en banquetes para políticos.

Ha habido cientos de presidentes que lo han copiado, desde los larguísimos discursos de Fidel, el insoportable Coma-andante, el sulfuroso gorila Chávez con su "aquí huele a azufre" o el presidente de Irán -y no volverán- miembro honorario del cucumber's club.

Sin embargo, nadie recuerda un discurso de un presidente de Nueva Zelanda, ¿verdad? Ni las palabras sabias y sencillas de Nyerere. Cientos, miles... discursos aquí y allá para nada. Y la rueda sigue girando para no solucionar nada. La ONU, ufanísima de sí misma, camina como un elefante, procura mucho y no soluciona casi nada, siempre enfrascada en inmensas burocracias internacionales. Muchos dirigentes semidemocráticos van allí a pasear, a hacerse ver, a regentear, a hacerse la foto y a poner cara de preocupación.

Y continúan los mitos siendo cultivados y molturados para sacarles el jugo, inmensa guarapera.

- o -

Hay un enorme abuso del 'make sense' más allá de la realidad, por eso mismo, porque hay veces que la realidad no interesa porque se jode el invento. Los programas postrados below the line, como Documentos TV, un programa hecho para espectadores como usted o como yo, mostró la forma en que la picaresca posmoderna limpia las culpas del Occidente desarrollado con maneras habituales: Segunda mano, negocio de primera.

Programar buenos programas a una hora asocial es una especie de censura.

No hay comentarios: