3 de enero de 2009

GAZA

Leo en el blog arcadiano de El Mundo:

«Hace dos años, Rayan abanderó una campaña de movilizaciones populares para concentrar a cientos de civiles palestinos en los tejados de las viviendas de líderes de grupos armados amenazados por los bombardeos del ejército israelí. En aquella ocasión su iniciativa disuadió a la aviación de Tel Aviv. Esta vez no.»


Y añade:

"Si quieres ser feliz y comer perdices no analices muchacho, no analices".


No creo que la situación de guerra entre Hamás e Israel se pueda explicar con un esquema clásico de buenos y malos. La complejidad es grande, abrumadora.

Ni siquiera la reciente muerte de Samuel Huntington ha podido enderezar el torrente intelectual que lidera mundialmente la Alianza Civilizaciones desde esa atalaya del saber, Faro de Occidente, que encabeza nuestro querido presidente Rodríguez, con las opiniones de los artistas de la ceja que no cejan en sus empeños progresistas...

- No me hables de empeños que vengo del Monte de Piedad...

Quiñonero señala sucintamente: Israel - palestinos: lo peor está por venir. La dualidad Israel-Palestinos explica bien la situación, más aún, porque podríamos señalar que los Palestinos están divididos entre Gaza y Cisjordania, entre Hamás y Al-Fatah, cuyos miembros fueron expulsados en 2007 de Gaza por "los islamistas" de Hamás.

Hamás inició la hostilidades con los ataques con cohetes, que no son masclets precisamente, "para mandar un mensaje", no sólo a Israel, sino también a su público.

Los muertos en Israel no sólo son el mensaje, sino que la teoría de la guerra asimétrica les impulsa a luchar en condiciones desequilibradas para que el otro no gane.

Y mientras tanto, los estados de opinión occidentales hacen otras cuentas. En Israel, el Jerusalem Post y Haaretz relatan la guerra en directo, sin ambages.

Es la guerra, sin ambages.


Coda: "Desde que se empezó la operación militar, ésta ha sido dirigida sólo contra objetivos de Hamas y no contra civiles, hasta tal punto que en muchas ocasiones el ejército avisó a través de llamadas telefónicas a muchos ciudadanos palestinos de que tenían que evacuar sus casas desde cuyas proximidades Hamas ejecutó lanzamientos de misiles y estas advertencias se hicieron con el fin de evitar bajas civiles en una futura respuesta israelí". Raphael Schultz, embajador de Israel en España. Publicado en Cartas al director, El Mundo 3 de enero de 2009.

No hay comentarios: