21 de enero de 2009

OBAMA Y LA NEGRITUD (III)

Con la llegada de Obama, recordé el hotel Lorraine de Memphis, y aquel orgullo (pride) de la condición humana que proclamaba Luther King.

Recordé las conversaciones sobre la negritude con mi amigo Musa, mon frère noir, nacido en la patria grande de Senghor, Krumah, Nyerere, Kenyata y Mandela.

Recordé a los haitianos de la R. Dominicana, los mismos jabaos de Quisqueya que miran su cédula para determinar su morenura, ay, si Dios fuera negro mi compay. A los cocolos de Samaná recordé, garífunas en otras cosas, a Aimé Cesaire, Gotan Damas, a Derek Walcott y su patria insular en el horizonte.

Recordé los artículos de Enrique Patterson desde Miami y a la carta de Carlos Moore a Raúl Castro con las multitudes afrocubanas de fondo, aquellos descendientes de los negros sevillanos de la Habana, de bemba colorá, compañeros de Kunta Kinte en las galeras.

Al Bola de Nieve recordé, grande y universal,“un negro social, intelectual y chic”. Y de Guanabacoa.

A Nicolás Guillén, el poeta y su homónimo Landrián, el documentalista. A Luis Palés Matos, versificador puertorriqueño de jitanjáforas africanas de raíz, padre de Tembandumba de la Quimbamba que camina eternamente por la encendida calle antillana, un Trocadero cualquiera por donde Lezama Lima ha echado a andar a sus personajes imperdurables.


Al fondo del salón, la televisión, copuchenta, tan dada al embeleco cotidiano, sigue en sus asuntos irremediables. Está (a)pagada.


Por cierto, bienvenido Mr. Obama. Invita la casa.

- o -

Entrevista con Vila-Matas en la revista
Dosdoce.com

3 comentarios:

Esther dijo...

Bueno, yo lo veo un poco descafeinao... como los dominicanos que me decían que los haitianos eran negros. Un logro, llegar a la casa. Un pequeño paso para el hombre?, un gran paso para la humanidad. Que cunda el ejemplo. Besitos

el eremita dijo...

Hombreeeeeeeeeeee¡¡¡ Paquito.
Qué alegría saber de ti.
Muchas gracias por leerme, bueno escucharme.
Oye, me gusta mucho tu blog, me parece muy intersante.
Un abrazo muy fuerte y ya sabes donde encontrarme para lo que quieras.
Un abrazo

Espacio Inmo dijo...

Es facil hablar.- Saludos..