5 de enero de 2009

PREGÚNTALE... A QUÉ DEDICA EL TIEMPO LIBRE

Arkaitz Landaberea, ese terrorista a tiempo parcial con perfil en Facebook y currelo en Gara, preparaba un nuevo sistema de encriptación según la declaración realizada por este individuo a la Guardia Civil tras ser detenido.


El asunto de la encriptación salió a la luz cuando Txeroki, jefe de la organización terrorista ETA, fue detenido: "La tecnología de cifrado que blinda el ordenador de 'Txeroki ". Pocos días después, finales de noviembre, me puse en contacto por correo electrónico con Phil Zimmermann, creador de Pretty Good Privacy (PGP), "un paquete de software para la encriptación de correo electrónico".

Going to the point, ahí van dos fragmentos en inglés de la correspondencia, primero de mi petición y luego su respuesta:

"That's why I am writing to you now, as a Spanish citizen no more. Could you help us? When I say "us" I mean, sincerely, you can help to avoid terrorists attacks, to avoid killings if you can help anyway. I am not good at computing or computer programming but, I write this email to you because maybe, you can help us, a little bit at least".

Mr. Zimmermann me contesta:

"If we had a back door in the product, it would be used by the Chinese secret police to arrest and torture political dissidents. The same thing in Burma. And in Iran. And in a number of other countries. Would it be worth it to you? Imagine if you could use a PGP back door to catch ETA, but it also allowed the brutal suppression of human rights in many other countries, on a much larger scale against a far greater number of innocent people than the small number of ETA terrorists".

Exacto: "the small number of ETA terrorists", esto es, pocos terroristas etarras es el quid de la cuestión. ¿Se pueden abrir los archivos PGP a discreción sin afectar a los otros usuarios? ¿Lo podría hacer Mr. Zimmermann específicamente para un caso de terrorismo?

Ése es el punto de la discusión: si la puerta trasera (back door) quedaría abierta para siempre o es Mr. Zimmermann el único dueño de la llave y la podría abrir únicamente él.

Los miembros de la Guardia Civil especializados en estos asuntos siguen manos a la obra, y generalmente con buenos resultados. En ellos confiamos.

En el lado del terror, ETA confió en Arkaitz Landaberea, ese miembro legal de la banda a tiempo parcial con perfil en Facebook que curraba en el diario etarroide Gara como técnico informático. Su sueldo en Gara lo complementaba con otro dinerito que ETA le pagaba como miembro del «comando legal de información Urruti».

El pluriempleo también se da en el terrorismo. Es una forma de emplear el tiempo libre en actividades diferentes, que a uno le reportan alguna recompensa personal. El inmenso placer de colaborar en un asesinato (político), por ejemplo.


A Maialen Zuazo también le podríamos preguntar, a qué dedica el tiempo libre. En su facebook no dice na, y mira que en el facebook se cuenta de tó. Sencillamente, era una "hiena de noche y una inocente informadora de día", tal y como la llamó mi admirado Rafaé.

En El País, "La doble vida de la novia de Arkaitz Goikoetxea" mereció un despiece "más que probable": "Es más que probable, según confirman en la televisión donde trabajaba, que aquel día, tras haber participado de madrugada en el atentado junto con su novio, acudiera a su turno de trabajo por la tarde e interviniera en la elaboración de la noticia que ella misma había protagonizado horas antes".

Si esto lee un especimen etarroide o similar, quizá se quille por mi flow, aunque sea un chin namá. Quillaos se quedan los pariguayos del terror.

- o -

The New York Times empieza a incluir publicidad en su portada.

"Nueva York. (EFE).- El diario The New York Times publicó por primera vez en su portada un anuncio publicitario, un hecho sin precedentes que responde a la caída de los ingresos y que da muestra de los complicados momentos que vive la prensa escrita estadounidense".

No hay comentarios: