14 de enero de 2009

"UN CENTRO DE SALUD SÓLO PARA PROSTITUTAS"

Leo en BBCmundo este reportaje: "Un centro de salud sólo para prostitutas". Lo firma Max Seitz, desde La Plata, en la Argentina costera y veraneante.

"La idea surgió porque, cuando íbamos a un hospital para ver a un ginecólogo y decíamos nuestra profesión, nos miraban o trataban de otra manera. Y cuando el que iba era un transexual, no faltaban los comentarios denigrantes".

Su fundadora y directora es Susana Martínez, una ex prostituta de 47 años que lidera la rama local del sindicato Asociación de Mujeres Meretrices Argentinas (AMMAR).


Conocí en la República Dominicana un centro similar, llevado por monjas adoratrices. Monjas y prostitutas, tan humanas en la cercanía y el respeto mutuo. Era domingo y aquel centro de La Romana estaba cerrado. Había instrumental para detectar el SIDA, donado por una universidad norteamericana. La atención sanitaria con las prostitutas se complementaba con una casa de acogida, una guardería y talleres de capacitación laboral.

Sobre todo, había mujeres muy valientes, comprometidas en ese proyecto peligroso en aquel contexto social: esas monjitas, como se les conoce cariñosamente en tantos lugares, tienen una fuerza más grande que cualquier medallista en halterofilia. Lo tengo comprobaíto.

- o -

Sobre Gaza, dos referencias: Guerra asimétrica, de Miguel Ángel Bastenier. Y Daniel Pipes, finísimo.

No hay comentarios: