3 de febrero de 2009

ETA CUMPLE 50 AÑOS (I)



Ayer mencionaba al periódico Gara (es un decir) como vocero etarra sin ambages, heredero de Egin.

En el reportaje en Gara donde celebraban las bodas de plata con el asesinato político, recalcaron su compromiso mutuo, ellos y sus pistolas, sus ganas de asesinar como el primer día, parece que fue ayer, cariño. Hicieron una mención concreta a la “revolución cubana”, así en minúsculas, una falta de respeto que podría enfadar a Fidel Castro en el caso de que esté vivo.

Mezclando churras con merinas, o mansos con cimarrones, la organización terrorista afirma a propósito de su vía independentista:

Al hilo de ello, ETA recuerda que nació con la revolución cubana y cita que en estos últimos 20 años Europa ha visto o verá nacer estados como "Irlanda, Eslovenia, Croacia, Lituania o la propia Escocia".

Pensando en el futuro del terrorismo, El Mundo publicó el pasado domingo primero de febrero, una información basada en “uno de los últimos documentos incautados a ETA por las Fuerzas de Seguridad”: ETA admite que no consigue 'clavar el hacha al enemigo', un reportaje que presenta a “una banda terrorista vulnerable, insegura”.

El despiece (moral) que aparece a continuación -Taxonomía de ETA: cuidado con las víctimas- permite una lectura naseabunda como lector, pero permite más interpretaciones.

Permítanme meterme en la mente del terrorista, en las justificaciones del psicópata, en el culto al terror por sí mismo, con el asesinato político como trofeo. Dicho de otra forma: ¿cómo piensa un etarra convencido de su actitud asesina?

> «Debemos clavar el hacha al enemigo en los talones de barro, no en los pechos forrados de armadura». Esta es una de las propuestas de ETA para salir de la que reconoce como «crisis operativo-militar» en la que está inmersa. Admite la efectividad del sistema de escoltas y exhorta a «estudiar los nuevos espacios que existen y, aprovechando las condiciones más óptimas, golpear lo más posible los blindajes y medidas de protección» en los puntos en los que el «enemigo» es más vulnerable.

[Esos “nuevos espacios” como alarde del eufemismo homicida: como se defienden y toman precauciones, hay que buscar nucas despistadas, facilonas, como el violador que busca adolescentes y no treintañeras que puedan saber artes marciales.]

> Tipos de atentados: defensivos (responden a daños concretos), ofensivos (cuyo fin es conseguir nuevos escenarios políticos) e inflexivos (los que marcan un punto de inflexión en el proceso).

[La tipología de los atentados no es ni más ni menos que una forma de graduar el mensaje para la portada del periódico al día siguiente: para el etarra lo de menos es el muerto, las víctimas son intercambiables porque ellos buscan una ekintza que muestre su capacidad de hacer daño, de matar porque la muerte ajena les acerca su paraíso independentista.]

> Características de la «línea armada»: permanente, equilibrada, proporcional (que el efecto no se desmande), diversificada, identitaria, pedagógica, prudente (sin improvisar), selectiva y nacional.

[Estos ingredientes que deben figurar en el contenido de cada asesinato, como si un manual de estilo fuera, no se deben “desmandar”, es decir, hay que asesinar pero no de cualquier manera, que somos terroristas pero no unos terroristas cualquiera: se tienen por “pedagógicos” y ¡¡prudentes!!, que no todo es asesinar y luego quitarse el estrés post-ekintza con unas copas y unos porrillos.]

> Objetivos: desde los «responsables en la opresión de la clase trabajadora» hasta «denunciantes, traidores, colaboradores, traficantes de droga y militantes fascistas».

[Estas categorías son abiertas, si la futura víctima no se ajusta a un determinador perfil, se le asocia a otro y punto. Los niños que han muerto a manos de ETA, en fin, son daños colaterales, nadie es perfecto.]

> Alusión a la EiTB: «Su apartheid ha cercenado la vía de la expresión de la izquierda abertzale».

[¡Apartheid! Todo lo que no sea propaganda de ETA por una vía directa o indirecta, por activa y por pasiva que diría el clásico, es una forma de apartheid, no nos quieren porque somos abertzales y de izquierdas, la clase elegida para la construcción nacional.]

> Dolidos por la repercusión de sus víctimas y conscientes de que éstas hacen mella en sus bases: «La izquierda abertzale ha trabajado con complejos ante la ofensiva ideológica del victimismo. Han pasado del lazo azul al discurso ideológico situado en la estrategia de represión. Tenemos dificultades para su denuncia y para incluirlo en la gasolina ideológica».

[La ofensiva ideológica del victimismo: claro, los matamos y se quejan, claro, es que no entienden estos fachas que no matamos por matar, es que nos obligan a hacerlo, porque los enemigos del pueblo vasco son muchos, me pongo a contar y no paro. Si nos dieran la independencia pues no pasaría esto y como no nos la dan, y no será porque no la hemos pedido por las buenas o por las malas, y además nos requisan los zulos, pues qué querían, que nos quedáramos de brazos cruzados tomando un txacolí en cualquier herriko taberna de Hegoalde, pues no, ahí lo tienen, que se lo tienen merecido, coño, españolazos de mierda.]

Dicho esto, mañana hablaré del storytelling que emplea ETA.

- o -


Por cierto, sigo este blog, a pesar del gobierno del maestro Carlinhos Braun.

La bandera de la II República en una portada de Gara.

me río de ellos y del sistema educativo. falla la sintaxis, falla la moral y hasta la puntería; el caso del terrorista con parkingson.


No hay comentarios: