15 de marzo de 2010

ERRATA SOBRE LA RATA

El diario Juventud Rebelde -pleonasmo vital pero oxímoron comunista- publicado el pasado domingo, divulgó una significante errata. Una errata sobra la rata:

(Vía Jorge Ferrer > ConvivenciaCuba @ Twitter)

El canal principal de la televisión cubana anunciaba el segundo capítulo de la serie sobre los atentados (fallidos) a Fidel Castro que lleva por título “El que debe vivir”. Sin embargo, se coló un título no menos resuelto y mucho más pertinente: “El que debe morir”.

- Que va siendo hora...

En “el diario de la juventud cubana” alguien se equivocó, pero coló; la censura también se cansa y sufre de cierta presbicia ante los linotipistas facinerosos que tratan de burlarse del Máximo Líder, ese augusto cabrón. Como en la Revista la Codorniz, aquel oasis de ironía en la posguerra española, cualquier resquicio por pequeño que sea es útil para demostrar la jartura ante quienes reprimen las libertades.

"El que debe hacer quiquiribú mandinga" hubiera sido un gran titular, dicho sea con la mejor intención del cubaneo y del choteo, que ya es decir. Pero los dictadores comunistas no se mueren como se muere la gente, es decir, cuando fallecen. Un dictador comunista, mientras sea humano, se morirá cuando lo establezca el Partido, el día y la hora que el Comité Central lo dedida, según se acuerde en el Consejo de Estado reunido especialmente para ello. Vamos, esto será cualquier viernes por la tarde, a las 8(A) y poco, que la puntualidad cubana no es puntualidad. Causa de la muerte: CASTROenteritis aguda.


Para todo lo demás, nos meteremos en las charcas de Guamá, y en la ciénaga de ¡¡Zapata!!

No hay comentarios: