28 de abril de 2010

¿Por qué el velo sí y el burka no? ¿Y el niqab?

Me encontré el pasado viernes a una persona con niqab en la plaza de Gracia de Granada. Me quedé shockeado, pero tomé la foto de la ¿señora? Como no estaba seguro de quien iba debajo de esa prenda me abstuve de crear un grupo en facebook que se llamara "Señoras con niqab que pasean a los chiquillos por la plaza de Gracia cuando llega el buen tiempo".


No es religioso, decía Arcadi Espada en su columna de ese mismo día.

Semanas antes, en La Vanguardia, Pilar Rahola definió a una mujer con niqab con frialdad: "Era un fantasma negro, un espectro, una mujer encarcelada en una prisión de ropa que la secuestraba más allá de los tiempos y los paisajes, esclava de un fanatismo atroz". Otro artículo de la misma Rahola, ahondaba en el asunto: El burka de Carod, lo tituló... aunque bien pensado, Carod-Rovira ganaría muchísimo con burka -gran estética para su ética- y así podría ir y venir de Perpiñán para pactar con sus amiguetes de ETA sin levantar sospecha. A lo que voy: dijo Carod que en Cataluña no había burkas... y los amigos de Rahola contaron diez.

¿Ese es el sentido de la realidad que tiene cierta clase de políticos?


Justo después de ver a la presunta señora cubierta -ay, cuando usted sepa toda la verdad, señora... del niqab- me encontré a dos muchachas de Albolote, guapísimas ambas, tomando una cerveza primaveral en la terraza de Casa Manolo. Cuando les comenté lo de la tiílla con niqab, que pasaba a nuestra vera, se les cambió la cara. Vaya tela. Y, sin pensar en la Alianza de Civilizaciones, añadí:

- Anda que esta va a gastar mucho en hacerse las ingles ahora que llega el verano...

En esta misma ciudad pude asistir el día dos de enero, Día de la Toma, a una conferencia patrocinada por la Alianza de Civilizaciones, con Tariq Alí como estrella invitada: "Hagamos lo que hagamos, somos terroristas". Así titulé la nota y así lo publicaron en Factual.es cuando aún lo dirigía Arcadi Espada.

De pocas cosas me convenció aquella conferencia, tampoco sobre los usos del velo. Pensé en titular "Alianza de relativismos" pero esto hubiera quedado un poco vacuo, o lo que es peor, relativamente relativista. Mezclao con Trosky y otras yerbas, Tariq Alí escribe habitualmente en la revista New Left Review con planteamientos muy peculiares.

En la contraparte no relativista del asunto está Francia y el presidente Sarkozy a la cabeza: en mayo se presentará una ley para "prohibir el velo integral" en toda Francia. Tampoco se permite la poligamia, pero está aquí. Y allí.

Para comprender estas actualidades gabachas, el blog de Monsieur Quiñonero, corresponsal de ABC en París, siempre está en la calle.

Mientras, en la parada España, el caso Najwa ofrece una visión acomplejadilla sobre estas polémicas, para que nadie se moleste. El velo no está prohibido específicamente: la normativa de algunos centros escolares no permite la cabeza cubierta en el recinto educativo.

Mucho se está escribiendo sobre los velos. No al velo islámico, sí a la libertad. En fin: la libertad de no ser libres.

Y digo yo: ¿Por qué el velo sí y el burka no? ¿Y el niqab?

Qué follón. Pero cualquiera que sea su punto de vista, sépanlo, la culpa la tiene la derecha y sobre todo, Aznar.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Que poca verguenza... sin ningún respeto va tomando fotos de las mujeres musulmanas y para luego hacer la bromita de turno..