14 de enero de 2011

EL TRUCO DE RUBALCABA

Rubalcaba sabe cómo mandar y sabe que manda: los editores de telediarios le escuchan, y sobre todo en RTVE donde manda el ejecutivo de turno por delegación y con indirectas sutiles.

Esta mañana, durante la rueda de prensa de los viernes que ofrece como portavoz del gobierno ha respondido a las palabras de Aznar que habló a la misma hora que él comparecía ante los medios. En TVE lo han titulado así: Aznar: España está intervenida ’de hecho’ y ya se verá si lo será ’de derecho’.



¿Y cómo pudo responder Rubalcaba a Aznar sin haber escuchado la literalidad de sus palabras? Fácil: con una respuesta estándar que ya se encargaran en TVE de poner en su lugar. Su declaración es tan estándar, tan básica y tan manida que puede pasar desapercibida: "sus palabras se descalifican solas" y blablablablá, asunto concluído para el ministro portavoz.

¿Estamos intervenidos de facto? Pues eso parece, pero claro, el gobierno no quiere que veamos esa realidad que le quitará votos y que puede mostrar unos resultados catastróficos en las próximas elecciones locales y autonómicas. Aquí no pasa nada, no passsa nada.

Dijera lo que dijera Aznar, a Rubalcaba le iba a disgustar, por lo que la contestación se ajustaba a un mantra rubalcábido muy sencillo, que vale pa un roto y pa un descosío: "mira quién habla".

- Quien habla dirigió un gobierno durante 8 años en los que se crearon cinco millones de empleos netos, ojo, cinco millones.

- Bah, Aznar, ese fachorro...

Mira quién habla, Rubalcaba, ¿el portavoz del gobierno de Felipe cuando los GAL? Vaya, qué mal suena eso.

El truco rubalcábido se ayuda de ese periodismo pasivo y facilón de los informativos de TVE en lo tocante a la realidad política española. Con no molestar a "los de arriba" se bastan. Lo de menos son las declaraciones del presidente Aznar, sino la obligatoriedad pasiva del periodistas que saben que tienen que meter ese corte por "imperativo legal", es decir, porque lo mandan "desde arriba".

- ¿Y ese automatismo es perjudicial para el trabajo periodístico?

- Sin duda, pero claro, si quieres ser feliz y comer perdices, no analices, joven, no analices. Déjate llevar por la costumbre que un periodista tuviera que confirmar todo aquello que dice o publica, pues...

Así no hay contraposición de ideas sino de totales o canutazos (declaraciones de los políticos en jerga periodística) más o menos enfrentados.

- Los periodistas, siempre pendientes de un canutazo...

¡Cuántos trucos como este nos mete este gobierno! ¡Esto lo han hecho cienes y cienes de veces! Ahora que Rubalcaba presumiblemente va a heredar -¡pues vaya herencia!- esto es lo que toca: información al estilo rubalcábido, que tiene un buen historial de apariciones mediáticas, porque es verdad, "merecemos un gobierno que no nos mienta".

No hay comentarios: