28 de abril de 2011

29 DE ABRIL: CONQUISTAR GIBRALTAR


Mañana 29 de abril es el día para conquistar Gibraltar. Los llanitos tienen día de fiesta porque se casa Guillermo de Gales con Caterina Middleton... de los Middleton de los Chichos que se m'ha aparecío y m'ha dicho... (Copyright del gran Manu Sánchez que en la Pizarra de La Semana Más Larga estuvo sembrao con sus explicaciones sobre la casa real británica y to la pesca.).

Como van a estar de fiesta los llanitos, medio borrachos y viendo la boda en la televisión local, podíamos preparar un operativo para ocupar el Peñón, así, a la (mona) chita callando, como si fuera una flashmob con mucho arte de esas que luego se cuelgan en internet.

Déjame que te explique: en el siglo XIX Julio Verne escribió una novelita satírica llamada Gil Braltar que cuenta que un hidalgo loco -suena a homenaje al Quijote- con este nombre de Gil Braltar idea un plan para recuperar el Peñón para España.

"Éste hidalgo se llamaba precisamente Gil Braltar, hombre que, en su pensamiento sin duda, le predestinaba a una conquista tan patriótica. Su cerebro no habla resistido a la idea, y su plaza hubiera debido estar en un asilo de dementes".

Gil Braltar se hará pasar por un mono de Gibraltar (Barbary macaques) y se convertirá en líder de la manada de simios para tomar así la colonia por sorpresa.

"El loco y su banda descendían por Main Street. Después de haber franqueado la puerta de la Alameda, tomaron oblicuamente a través del parque, y subieron por las pendientes de la
montaña".

El ataque es, al principio, exitoso pero es finalmente frustrado por un general británico. El tal general Mac Kackmale es tan feo que los monos creen que es uno de ellos y le obedecen. Y ahí se (nos) acaba el cuento, nunca mejor dicho. (Si quieres descargar el libro en pdf, este es el enlace, pero ojo, vigila que no pille ni la SGAE ni Ramoncín).

Tomo la idea de Julio Verne y la actualizo: estoy por convocar en el grupo de Facebook 'Flashmob in Gibraltar' una de estas concentraciones espontáneas -multitud instantánea sería la traducción más correcta- mañana a las 11, hora del comienzo de la boda, esperemos que con puntualidad británica, no podía ser menos. Convocaría también la flashmob en likindoi.com, una red social netamente gibraltareña. La expresión "estar al linquindoi" es muy típica de aquella comarca, que para ciertas cosas, los llanitos son muy andaluces.

Habrá que ir muy feos pero muy monos: no es suficiente parecerse a la etiqueta de Anís del mono, aparte hay que afearse mucho para que los monos guiris nos hagan caso.

"Por consiguiente, Inglaterra, que es muy práctica, ha decidido no enviar allí en adelanto sino
los más feos de sus generales, a fin de que los monos puedan engañarse con facilidad".

En sabiendo esto de la fealdad, entendemos que visitara Gibraltar su agraciadísima alteza Ana de Inglaterra, cuya apariencia simiesca es muy valorada por la comunidad de monos llanitos.

Antes de seguir con el tema... unos minutos musicales, qué antigüedad:


El constante desprecio a la Guardia Civil tiene una explicación sencilla: la Colonia reivindica las aguas territoriales del Peñón (British Gibraltar Territorial Waters, BGTW por sus siglas en inglés) que España no reconoce porque no les pertenecen históricamente. Sin embargo, la pervivencia de Gibraltar como colonia está vinculada a su permanente conflicto contra los intereses españoles, de forma callada, pero interesada: la permisividad con el narcotráfico funciona como "efecto llamada" a lo que se suma el sistema fiscal de Gibraltar ofrece muchas facilidades por su opacidad para los clientes 'blanqueantes', al menos hasta el presente.

No obstante, "esa cloaca" aspira a entrar en la UEFA para jugar como si fueran San Marino o Islas Feroe. No pueden. Además están detenidos los encuentros trilaterales a instancias de Trinidad Jiménez, nuestra peculiar ministra de Exteriores. Tampoco es que Moratinos hiciera gran cosa, en fin.

El contencioso de Gibraltar, 'La rocosa disputa' según RNE, tiene raíces hondas que se pueden incluso consultar en las hemerotecas, como esta noticia de 1868. Las fuerzas de seguridad en el Peñón tienen fama de ser muy severas, como cuando las manifestaciones de 1995, se escuchaba más el español que el inglés.


Para el gobierno británico también es Gibraltar un sitio para ir más allá de la ley. El magnífico documental, Death on the Rock, investiga el asesinato de tres presuntos miembros del IRA en territorio gibraltareño por parte de la élite de las fuerzas armadas británicas (SAS).

Pero ojo, a partir de mañana día 29, el ejército británico sabe que los submarinos nucleares tipo Tireless que fondeen en la colonia serán próximamente empleados por la familia real británica exclusivamente como supositorios, y tendrán que metérselo... en la cabeza.


Y dicho esto, después de Gibraltar, ojo, nos haremos con Portugal a poco a poco.

PD: esto post lo escribo cabreado porque no me han invitado a la boda. Ea.

No hay comentarios: